Chopin: Preludio op. 28 nº4 en mi menor

Cuando era niño sólo escuchaba a Chopin y a The Beatles. No recuerdo como fue que descubrí a Chopin pero me atrapó su música enseguida. Comencé mis estudios de piano y solfeo a los 8 años. A los 9 empecé a componer piezas para piano. El mundo del piano me absorbió el alma, soñaba con ser pianista, con dar grandes conciertos por todo el mundo…

Cuando escuché la música de Chopin sentía perfectamente las emociones que este gran pianista y compositor quería expresar mediante el piano. De alguna manera comprendía a Chopin, comprendía su dolor, su sensibilidad, su tristeza… Me sentía conectado a él mediante su música, por  su naturaleza romántica.

Mis padres y yo vivimos en dos ocasiones en Roma, creo que tendría entre 9 y 11 años, guardo muy gratos recuerdos de allí. No se me ha olvidado nada: la Piazza di Spagna, la Piazza di Venezia, la Piazza Navona, il Castello di Sant’angelo, il Trastevere, le Catacombe, La Fontana di Trevi… Recuerdo que todas las mañanas cogíamos mi madre y yo el autobús y nos íbamos a la Fontana di Trevi a comer un buen trozo de “pizza al taglio”, qué buenos recuerdos. Bien, os cuento esto porque estuvimos en una gran tienda de música cuyo nombre no recuerdo y aproveché y me compré todas las partituras que pude de Chopin: Nocturnos, Valses, Estudios, Preludios, Polonesas, etc. Yo no tenía nivel para afrontar casi ninguna de sus obras pero aún así me empeñaba y me empeñaba en tocarlas, además me compré todos los vinilos posibles de obras de Chopin, disfrutaba con Chopin.

Un verano mis padres y yo estuvimos en Mallorca, y yo que ya sabía que Chopin había vivido allí durante un tiempo, presioné a mis padres todo lo que pude para que fuéramos a la Cartuja de Valldemosa donde él había compuesto varios preludios para piano del opus 28. Fue emocionante para mí ver sus partituras y el piano donde había tocado …

DOMINGO-J-SANCHEZ-frederic-chopin-3

Como veis la música de Chopin ha ejercido una gran influencia sobre mí y por eso quería escribir sobre él. He grabado un video donde interpreto el preludio op. 28 nº 4 en mi menor para piano con todo sentimiento. Es una pieza muy emotiva que  espero os guste!

DOMINGO-J-SANCHEZ-frederic-chopin

Frédéric Chopin, compositor polaco, nació en 1810 y murió en París en 1849, casi toda su obra está compuesta para piano y es uno de los grandes compositores del Romanticismo.

Chopin compuso sus 24 preludios op. 28 para piano entre 1835 y 1839. El preludio op. 28, nº4 para piano de Chopin (además del preludio nº6) simboliza la tristeza profunda y depresión. Ambos preludios eran de las piezas favoritas del compositor, el cual indicó en su testamento que se interpretaran en su funeral. En el caso del preludio nº 4 Chopin expresó musicalmente dicha tristeza de la siguiente manera: fijaos como la melodía que está en la mano derecha es muy lenta, con muy pocas notas durante casi todo el preludio y si prestáis más atención os daréis cuenta de que las notas que forman los acordes de la mano izquierda van descendiendo todo el tiempo como cayendo cada vez más en una profunda depresión.

Esta pieza tiene dos partes: la parte “A1”, que va desde el minuto 0’09’’ hasta el minuto 1’16’’. Ahí comienza la parte “A2”, parecida a la parte “A1” pero con un momento donde el compositor parece estallar de ira e indignación (minuto 1’33’’), derrumbándose después hasta llegar a una CODA, que va desde el minuto 1’55’ hasta el final.

A continuación os dejo con mi interpretación del preludio op. 28 nº4 en mi menor de Chopin.

Salud y Amor para tod@s!!

Recommended Posts
Showing 11 comments
  • Pedro Lopez Andreu
    Responder

    Como a alguien le he oído : Toca el Alma…

  • Sergio Carmona
    Responder

    Magistral la interpretación!!! Wow. Grande entre grandes Chopin, como para ti, debe ser referencia indispensable de pianistas y amantes de la música. El tema que has elegido es una preciosidad y muy emotivo. Leerte y comprender como te marcó en tu infancia y como tu padre participó de ello nos ayuda a entender la importancia en nuestra educación de contar con nuestros padres como primeros e indispensables mentores. Precioso Domingo J. Sánchez.

    • Domingo J. Sánchez
      Responder

      Así es Sergio. Como dices es indispensable que nuestros padres apoyen nuestra educación musical por muchas y variadas razones. Me alegra que te haya gustado. Un saludo!

  • Well
    Responder

    Fantastico amigo!!!!

  • Victoria
    Responder

    Como siempre un placer leerte y escucharte. Durante mi estancia en Londres (3años), escuchaba cuando no estaba en clase los nocturnos de Chopin y siempre su música me ha hecho estremecer mis entrañas. Actualmente escuchar Chopin me hace volar a ese pasado que viví en Londres, a esa vida que la volvería a vivir con todas sus alegrías y sus penas. Gracia por este post y por dejarnos esa maravillosa interpretación de Chopin.

    • Domingo J. Sánchez
      Responder

      Qué bonito lo que dices Victoria, y más viniendo de una artista como tú. Estas cosas son las que me animan a seguir compartiendo mis sentimientos a través de la escritura y el piano. Gracias!

  • Marisa Ruiz
    Responder

    Como diría Vivian ,en la ópera ,en Pretty Woman….por poco me meo de gusto en las bragas…..maravilloso Domingo

    • Domingo J. Sánchez
      Responder

      Jajaja. Gracias! Seguiré intentando ir en el camino de “Deep emotions”, el que va a ser mi primer disco en solitario. Un saludo!

Leave a Comment